2014-03-31

Con las lluvias salen los caracoles anti TAV

Este fin de semana, tras las lluvias, y a iniciativa de Mugitu Mugimendua (movimiento de desobediencia civil contra el TAV) han salido a la calle decenas de variopintos caracoles denunciando el proyecto del TAV. En este caso, su lento caminar quiere simbolizar el rechazo popular al TAV. En distintas localidades como Iruñea (Ver galería de fotos de Ekinklik Argazkiak), Altsasu, Etxarri, Donostia, Tolosa, Billabona, Arratia, Hego Uribe, Amara... los caracoles anti TAV han aparecido en multitud de esquinas y distintas paredes.  Ver galería de Fotos

Os dejamos con un texto explicativo de la iniciativa (más abajo en castellano)

NORA GOAZ HORREN AZKAR?
Abiadura handiko eta presazko gizartean bizi gara: zenbat eta azkarrago eta zenbat eta urrunago, hainbat eta hobe. Abiadura berebiziko balio ezinbesteko bihurtu da, askatasun ikur izaterainokoa. “Denbora irabazteko”, gero eta azkarrago joaten gara baina aitzitik, geure bizitzaren gero eta denbora gehiago ematen dugu joan-etorri luzeetan. AHT adibiderik garbiena dugu. Lekualdatzeen azelerazioak ez digu bizitza denbora gehiago ematen, ekoiztu eta kontsumitzeko denbora gehiago baizik.

Gero eta azkarrago eta urrunago ibili behar horrek ondorio ezin maltzurragoak dakarzkigu: 
-AHT bezalako garraio azpiegiturak eraikitzeko gero eta naturgune suntsiketa handiagoa. 
-Energia kontsumoaren igoera esponentziala, pareko kutsadura maila sortaraziz. 
-Ondare ekonomiko eta naturalen xahuketa, populazioaren sektore zabalak pobrezia eta bazterketara kondenaturik dauden bitartean. 
-Metropolizaziorako joeraren indartzea, landa eremuak hiri handien zerbitzura derrigortuak. 
-Presaren kulturaren ezarpena, denbora faltaren sentsazioa areagotzen duena eta, besteak beste, estresa, antsietatea, depresioa, eta estutasuna eragiten dituena. Gizarte gaixoberan bizi gara. “Gero eta azkarrago eta urrunago” desioa duen jendarte eredu horren mesedetan sortu dute AHT, populazioaren sektore gero eta gehiagorengana iristeko asmoz, gainera. Erokeria hau gelditu behar da! AHT luze gabe geldi dezagun!


¿A DÓNDE VAMOS TAN RAPIDO?

Vivimos en la sociedad de la alta velocidad y de las prisas, del cuanto más rápido y más lejos, mejor. La velocidad se ha convertido en un importante valor en sí mismo, llegando a ser considerada incluso como un símbolo de libertad. Cada vez vamos más rápido para “ganar tiempo” pero paradójicamente cada vez invertimos más tiempo de nuestra vida en largos desplazamientos. El TAV es el mejor ejemplo de ésto. La aceleración de los desplazamientos no nos proporciona más tiempo de vida, sino más tiempo para producir y consumir. Esta necesidad de desplazarnos cada vez más rápido y a mayores distancias ha traído consigo una serie de consecuencias perversas: 
-Una creciente ocupación de espacios naturales para destinarlos a grandes infraestructuras como el TAV. -Un aumento exponencial del consumo energético, con consecuencias directas a nivel de contaminación ambiental. 
-El despilfarro de recursos naturales y económicos mientras amplios sectores de la población se ven abocados a la pobreza y a la marginalidad. 
 -La agudización de los procesos de metropolización, que condenan a las zonas rurales a la servidumbre de las grandes ciudades. 
-La implantación de la cultura de la prisa, con su continua sensación de falta de tiempo, la que a su vez provoca estrés, ansiedad, angustia, depresión,...Vivimos en una sociedad enferma. 
El TAV responde a este modelo social del “más a prisa y más lejos”, con aspiración de que llegue a cada vez mayores sectores de la población. ¡Hay que parar esta locura! ¡Paremos el TAV ya!  

MUGITU! MUGIMENDUA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada